¡Abajate de ay huerco! (o El Pecado Original).

Así de fácil es para algunas personas. Si eres humano, eres malo. No solo haces lo malo, en sí tu estado permanente mientras vivas, es un estado de maldad.  Por si fuera poco ahí no para la cosa, también eres un esclavo del pecado. A esto algunos le llaman la “depravación total” de la humanidad. […]