Jesús fue un criminal. (Teología Criminal)

El crimen es todo aquello que la sociedad castiga. Es todo lo que atenta contra los sentimientos de una comunidad o de un grupo. Es aquello que quita nuestra seguridad. Es lo que se sale de las normas establecidas por nosotros como un grupo de individuos que compartimos un espacio.

Matar es un crimen, porque atenta no solo contra la vida del individuo que fue asesinado, si no que atenta contra todo el grupo, altera el orden que el grupo estableció. Pero existen otras cosas, que son crímenes, tal vez no de manera legal, pero sí con respecto a la definición de crimen que atenta contra los valores, la moral, el sentimiento de una comunidad.

 Es normal que cataloguemos como crimen todo lo diferente, todo lo que se salga de las normas (conscientes o inconscientes ) que tenemos. Si alguien se sale con un calzón en la cabeza, es un crimen, es castigado, no con la cárcel, pero puede ser castigado con la burla y excluido. Excluimos a los criminales, de nuevo, porque atentan contra el orden que tenemos como sociedad. Hablar diferente, caminar diferente, vestir diferente nos altera y nos saca de quicio. Cuando ves a un indigente, que no es parecido a ti, todo tu cuerpo lo primero que hace es sacarle la vuelta, porque es una persona que se sale de la norma común, en todos los aspectos.

Así, la teología puede ser criminal. Esa teología que se sale del orden establecido por un grupo, la teología que es diferente a la hegemónica, la dominante, que llego a ese lugar de predominancia de manera consciente o inconsciente (casi siempre por la segunda). El que lee diferente, el que interpreta diferente y el que vive diferente la fe, es un criminal, es excluido y es castigado. El castigo puede ser la burla, el señalamiento, la exclusión o como al indigente, sacarle la vuelta.

Pero hay crímenes, que tienen cierta función. El crimen atenta contra la moral del grupo, que es un grupo de normas, valores, creencias establecidas dentro de un grupo que cumplen cierta necesidad. Un ejemplo sería la violencia, la moral de monterrey en el 2010 estuvo arraigada en la violencia y el narcotráfico, la situación de la ciudad nos arrastró y cambió nuestra manera de ver a la ciudad, de ver a los otros y de vernos a nosotros mismos. Ya no salíamos igual, ya no manejábamos igual, ya no veíamos a personas con ciertos carros de la misma manera, nuestras normas, valores y creencias acerca de lo que era la sociedad, cambió …para mal. Pero tal vez, eso ha cambiado un poco, hay gente que dice “ las cosas están mejor” y otras dicen “ está igual solo que ya no lo pasan en la tele porque es un acuerdo de Peña Nieto”. El punto es, que puede que ese tiempo ya haya pasado (puede que no) pero la moral puede seguir siendo la misma, una moral útil para cierto tiempo, puede que ya no tenga razón de ser en este tiempo. Ciertos crímenes cumplen la función de profetizar, de adelantar la moral que viene, no solamente mala si no buena.

Pongo los mismos ejemplos que siempre he puesto, porque son cercanos a nosotros:

  1. Cuando la sociedad y la Iglesia creía que la tierra era plana y lo demostraban con versos bíblicos, hubo algunos criminales (entiéndase como persona que va en contra de la moral de ese tiempo) que dijeron lo contrario, los cuales fueron castigados, asesinados de hecho o expulsados de la comunidad.
  2. Cuando la sociedad y la Iglesia creía que la esclavitud hacia los negros era bíblica, demostrado con pasajes bíblicos y todo. En este tiempo los europeos eran los civilizados, todos los demás eran barbaros, por lo cual esa nación tenía el derecho divino de dominar a las otras naciones, muy al estilo del antiguo testamento, hubo algunos criminales y herejes que pensaron diferente, que todos éramos iguales, los cuales fueron excluidos y vistos como herejes y “amantes de los negros” lo cual era ocasión de burla de las personas blancas.
  3. Cuando la sociedad y la Iglesia creía que la mujer tenía un rol menor en la sociedad y en la iglesia, que era de un orden menor. Citando a pablo y diferentes versos, que la biblia claramente enseña, hubo algunos hombres y mujeres que criminalmente pensaron diferente.
  4. Cuando la sociedad y la Iglesia creía que las personas del mismo sexo, que se aman, se comprometen así mismos de manera auto- sacrificial el uno por el otro no tenían derecho a amarse y a respetarse y a reflejar el amor de Cristo a través de su matrimonio…ah no, esperen, eso aun sucede.

Se necesitan criminales, al parecer.

Un ultimo ejemplo de teología criminal y de un criminal, uno de los mayores. La persona que puso el orden establecido de cabeza, retando a las personas que mantenían el poder en ese tiempo, cambiando conceptos de vida, de tratar al prójimo, de verse a uno mismo y conceptos de orden religioso. Diciéndole hipócritas a los que según esto eran los buenos, dejando que las prostitutas lo atendieran bien, con perfumito y todo, viendo a los demás a los rechazados como personas principales en el Reino de Dios, diciendo que no existe un lugar específico para adorar a Dios, cuando los otros decían que sí.

Total,

Jesús fue un criminal y por eso, fue castigado, muerte de cruz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s