Capitalismo y El Joven Rico

Capitalismo es una palabra muchas veces utilizada por los jovenzuelos de izquierda como crítica al gobierno y al sistema económico y político en el que vivimos. “Malditos capitalistas”, “ vato eso es meramente capitalista” es más, existe hasta la agenda “ del cerdo capitalista” etc, ya saben, la razilla intensa (como uno) que le gustan esas cosas o como los que hacemos que nos gusta, para estar ad hoc.

México y la mayoría del mundo es capitalista.

Para aclarar, en palabras sencillas (aunque no lo es) el capitalismo es el sistema económico que conocemos y el cual se nos hace normal: existen personas que pueden crear empresas a sus nombres, obtener ganancias con máquinas y terrenos que ellos compraron y hacer con la ganancia lo que quieran, gastársela, guardarla, contratar más personas, etcétera, ya que es su empresa, es privada y el gobierno no tiene porque meterse tanto en lo que hago con mi dinero.

Ahora, el joven rico.

En Mateo leemos.

Un joven vino a ver a Jesús y le preguntó:

—Maestro, ¿qué cosa buena debo hacer para tener vida eterna?

Jesús le contestó:

—¿Por qué me preguntas qué cosa es buena? Sólo Dios es bueno. Si quieres vivir de verdad, obedece los mandamientos.

El joven preguntó:

—¿Cuáles mandamientos?

Jesús le dijo:

—No mates; no seas infiel en tu matrimonio; no robes; no mientas para hacerle daño a otra persona; obedece y cuida a tu padre y a tu madre; ama a los demás tanto como te amas a ti mismo.

Entonces el joven dijo:

—Todos esos mandamientos los he obedecido. ¿Qué más puedo hacer?

Jesús le dijo:

—Si quieres ser perfecto, vende todo lo que tienes y repártelo entre los pobres. Así, Dios te dará un gran premio en el cielo. Luego ven y conviértete en uno de mis seguidores.

Cuando el joven oyó eso, se fue muy triste, porque era muy rico.

TODOS QUEREMOS TENER DINERO. TODOS NECESITAMOS DINERO.

No puedes vivir en esta sociedad sin dinero, para bien o para mal, esa es la manera en la cual hacemos intercambios con las personas para obtener bienes y servicios, de repente puede existir el trueque u otras formas de intercambio económico pero es muy raro.

La crítica al capitalismo a Monterrey y la advertencia que se le puede hacer a la Iglesia en Monterrey es, que el capitalismo como fin en si mismo, nos puede deshumanizar. Say what?

images

Puede ser que a las empresas no les interese en lo más mínimo sus trabajadores, puede que finjan estar interesados, pero lo que realmente quieren es producir más para ganar más. Para la empresa y el empresario promedio, somos un número más. Si no trabajamos o no producimos, cuello. En las escuelas es lo mismo, el alumno es un número de matricula, “importante” hasta cierto punto, que no participa de las decisiones importantes de su escuela o universidad. Así, hemos dejado de ser humanos y nos hemos convertido en un objeto, contable, reproducible y fácilmente intercambiable.

¿Y en la Iglesia?

“¿Cuántos van a tu Iglesia?” Es la pregunta obligada en esta sociedad capitalista ( a poco no sonó bien de izquierda), entre más personas haya, más chido, entre más grande mejor ( ¿desea agrandar su combo por 6 pesos más?). Seamos sinceros, esa pregunta nunca se realiza para saber cuántos están “ escuchando el mensaje”, es mero interés.

El joven rico no quería donar todo su dinero a los pobres, porque el dinero le daba cierta identidad, le daba su identidad de rico, sin lana ya no sería rico y ya no sería reconocido por eso. Para nosotros, nuestra identidad está (tal vez) en las marcas, dime que es un hipster sin Apple (cof cof), una Kardashian mexicana sin su Michael Kors y un regio promedio sin música de banda. De nuevo, no es tener lana o no, tener marcas o no, si no perder nuestra humanidad para convertirnos en un objeto, definido por lo que valemos o por lo que no.

Tal vez, Jesús le quería recordar al joven rico lo que realmente era, un humano y nada más. Jesús quería liberar a este joven de ser solamente un objeto, un número, una marca, una ilusión.

Los dejo con un artículo de nuestra fabulosa ciudad.

http://www.forbes.com.mx/sites/brand-voice/monterrey-modernidad-y-tradicion-para-unas-vacaciones-perfectas/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s