Shalom.

De alguna manera sabemos que hay cosas que no están bien. Sabemos que hay cosas que no deberían de ser así y por lo tanto, tenemos una idea (tal vez vaga) de como deberían de ser.

 Un niño abandonado en un bote de basura, una indígena discriminada en un hospital obligándola a dar a luz en la calle, corrupción y extorsión, el sentirse solo totalmente y no tener a quien acudir, la falta de amigos, la madre que ha sido separada de sus hijos por andar bien loca todos los días. Estás y muchas otras cosas, no deberían de ser.

 De alguna manera en la Iglesia nos han enseñado más lo que “no debemos de hacer” y no tanto “lo que podemos hacer”. No puedes decir tales cosas, no puedes ir a tales lugares, no debes de hablarles a tales personas y si nos ponemos más tontos, no puedes bailar, no puedes tomar, fumar, etc. Es cierto, que te digan en un trabajo “no se te ocurra hacer esto” en manera de negación, es muy útil pero entonces ¿qué debemos/podemos de hacer?

 

Parece ser que todo “lo bueno” para la Iglesia hoy en día, lo que debemos de hacer tiene cero relevancia con nuestro diario vivir. Siempre he dicho que es bien fácil ser “líder” en la Iglesia. Solo tienes que decir las palabras correctas, con las personas correctas que normalmente suelen ser repeticiones de lo que algunos ya dijeron que era lo correcto. Te aprendes una lista de “lo que debes creer y listo”. Solo tienes que ir a la Iglesia varias veces a la semana, invitar sin parar a tus familiares a la Iglesia y tan tan. Mientras hagas lo que se “debe de hacer” eres un buen Cristiano, una buena persona.

 

Existe un concepto en la cultura hebrea (que son los que escribieron la biblia) que es fundamental para entender a Dios y nos amplia el panorama en respecto a como deberían de ser las cosas, el concepto es Shalom, שָׁלוֹם.

 

Shalom va mucho más allá de “paz”. El Shalom es la acción o los actos realizados para lograr que exista la justicia, belleza, bondad, paz y para estar llenos como personas. Involucra tener relaciones profundas con uno mismo, con los demás, con la tierra y con Dios.

 Si tenemos buena relación con el otro, no lo voy a explotar/denigrar, si me valoro como persona, no intentaré hacer algo que me dañe física/emocional/psicológicamente, si reconozco que fui formado de la tierra, voy a procurar cuidar y promover su bienestar y ¿La relación con Dios? ¿Qué beneficio tiene?

Image 

 

  1. Amplia la concepción de lo que es el ser humano. El humano ya no es un mero producto biológico. El ser humano contiene trascendencia, sueños y misterio.
  2. El concepto de justicia, belleza, paz, bondad, honestidad, armonía, unión, libertad proviene de YWHW (Dios).

 

En ese caso, hacer lo bueno es tomar parte de la construcción de ese Shalom. De esa armonía entre todas las partes. Si tenemos un concepto más amplio de lo que Dios es (Shalom) y de lo que Dios está haciendo (Shalom) podremos darnos cuenta que las posibilidades son infinitas.

 

Así, podremos aprovechar el Arte, Literatura, Música, Discurso, Fotografía, Horticultura, Política, Economía, Amigos y lo que se nos ocurra para denunciar todo lo que vaya en contra del Shalom. Podremos disfrutar y celebrar todo aquello que sea bueno y justo para nuestro Nuevo León sin importar de donde provenga y de quien provenga.

Esta es una visión más comunal y menos individualista de lo que es tener fe en Dios. Es creer en un Dios que le importa la sociedad y los individuos, las estructuras de injusticia y los corazones de cada uno de nosotros. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s