¡Abajate de ay huerco! (o El Pecado Original).

Así de fácil es para algunas personas. Si eres humano, eres malo. No solo haces lo malo, en sí tu estado permanente mientras vivas, es un estado de maldad.  Por si fuera poco ahí no para la cosa, también eres un esclavo del pecado.

A esto algunos le llaman la “depravación total” de la humanidad. La única salida para romper con ese ciclo de maldad, es Jesús.Este es uno de los motivos por el cual bautizan a los recién nacidos o a los niños pequeños, para que limpien su maldad con la cual nacieron.

*De hecho la palabra Regiomontana “huerco” viene del latín ORCUS, ORCO, que significa infierno o maldad. Por eso se les dice a los niños, que son del demonio porque no están bautizados.

 Image

 ¿Pero de dónde viene esta creencia? ¿Cuál es el beneficio de esta doctrina? ¿Existen otras tradiciones que piensen diferente?

Semen

Así es mis estimados, tal como lo han leído, esta doctrina fue reforzada por Agustín de Hipona padre de la teología Occidental (conocido mejor como San Agustín, 354 D.C) el cual afirmó que como todos nosotros somos hijos de Adán y Eva, los cuales fueron los primeros pecadores, la “semilla” fue traspasada de generación tras generación, hasta llegar a todos nosotros. En resumen, la maldad ha sido heredada a través del semen. Esta fue una creencia que empezó a circular en los tiempos de Jesús y de Pablo.

¿El Problema?

a)    Básicamente lo que estamos afirmando con esta creencia, es que si llegara a pasar algún desastre natural o si estamos al borde de un accidente donde el otro necesita de nuestra ayuda, lo que haríamos como humanos en primera instancia es hacer lo malo, no ayudar, ver por uno mismo, no solidarizarse con los demás. ¿Cómo alguien que “no tiene a Cristo” puede ayudar si su esencia es la maldad misma?.

Cualquier persona por mayor amor que tenga a su familia y que vea desinteresadamente por ellos para darles alimento, protección y amor, no cuenta. Puedes ser la persona más buena del mundo, pero realmente eres malo, entonces te fregaste. Si no aceptas a Cristo lo más probable es que te vayas al infierno porque tu alma es esclava del pecado.

b)   La idea Judía (recordemos que Jesús era Judío) acerca del pecado original es nula. No existe el pecado original para ellos, Adán y Eva (si es que existieron) tomaron la consecuencia de su pecado en esa ocasión y ya. El pecado no es una persona, es un evento que trae alguna consecuencia destructiva o que lastima en el proceso mismo. El pecado es algo de ayer, hoy es un nuevo día.

Para el Judío y para la tradición Ortodoxa (386 millones de personas actualmente en el mundo de esta última) el pecado original no tiene fundamentos bíblicos, teológicos, filosóficos y científicos solidos.

En Sociedad

En época de crisis y constante cambio en nuestro país y nuestro Estado, tenemos dos opciones, creer en la gente, teniendo en cuenta que llevan en ellos la Imago Dei, la imagen de Dios o podemos tener desconfianza y enclaustrarnos y pensar que toda la gente es mala.

¿Qué persona va a tener mayor confianza en si mismo(a)? ¿Aquella que sabe que su esencia es mala o aquella que sabe que carga la misma imagen de Dios?

En Suma tenemos dos opciones y siempre han existido esas dos, elegir inclinarse hacia la justicia, igualdad, amor, paz o inclinarse hacia lo contrario, si bien la vida siempre esta en constante balanceo sobre las dos, yo, como creyente de la narrativa cristiana, pediré de la ayuda de Dios para balancearme hacia la primera.

Anuncios

Un comentario en “¡Abajate de ay huerco! (o El Pecado Original).

  1. Me gusta el post pero quiero agregar mi punto de vista y ese es que no necesariamente están peleados estos puntos de vista, Yo creo que somos creados a imagen de Dios, todos tenemos ese imago Dei en nosotros pero sin embargo a causa del pecado esa imagen esta corrompida por el pecado que habita en nosotros, y no es que sea hereditario al estilo de esa línea de pensamiento de San Agustín pero es una realidad que hay maldad en nosotros como también hay bondad, a fin de cuentas somos creados a imagen de un Dios bueno pero otra vez, el pecado en nuestras vidas corrompe esa bella imagen y esa es precisamente la razón por la cual Jesús irrumpió en nuestra historia, entro a pagar por ese pecado, a restaurar esa imagen.

    Pero bien Alain, buena manera de traer un excelente tema a la plática

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s